PINTAR PUERTAS ANTIGUAS DE BLANCO

Seguimos con los cambios que hemos hecho y que vamos a ir haciendo para convertir nuestra nueva casa en nuestro hogar. Ya os comenté en este post que las puertas y armarios empotrados de la casa era de madera oscura, color sapelí. En un principio pensamos en cambiar las puertas pero aunque antiguas -son las originales de la casa y tienen 25 años- no estaban en mal estado y nos gustaba que tuvieran molduras.



Cambiar una puerta puede costar entre 300 € en una calidad media en Leroy Merlin y podría ser el doble si nos vamos a calidades buenas y en otro tipo de establecimiento. Faltaría añadir el coste de la manilla si se va a cambiar. Pintar una puerta cuesta unos  55€. Hablo de pintar, no de lacar. A nosotros nos las esmaltaron a pistola con un esmalte satinado. Hay much@s artistas por internet que se han pintado las puertas, encontraréis un montón de tutoriales, incluso usando chalk paint. Nosotros por  cuestiones de tiempo y logística preferimos pagar y que nos lo hicieran.
Cambiamos la manillas antiguas de color bronce por unas de color alumino de Leroy Merlín que costaban 20€.
Así era las puertas en su origen. Las fotos son muy malas, pero espero que os sirvan para haceros una idea del gran cambio que ha supuesto pintarlas de planco.


El cambio de la casa con las puertas en color blanco es espectacular, la luz se multiplica, los pasillos se agrandan. Para mí unas puertas blancas aportan un gran calidez.


¡¡Otro pasito para convertir nuestra nueva casa en nuestro nuevo hogar !!

CONVERSATION